PSOE San Juan de Aznalfarache

Izquierda Unida de San Juan de Aznalfarache se opone a la generación de 47 empleos para los vecinos

Que la Agrupación de Izquierda Unida de San Juan de Aznalfarache ha perdido el norte era algo que conocíamos. Que el liderazgo solo es cosa de los carteles, también. Pero que ese caminar sin rumbo les lleve a oponerse a la creación de empleo en nuestro pueblo supera todo lo que nuestra imaginación habría podido alcanzar, incluso en un mundo imaginario.

Con la excusa de que el modelo productivo del ladrillo está agotado y poniendo en riesgo la generación de 47 empleos, se lanzan una campaña de crítica y desprestigio del equipo de gobierno socialista y del alcalde, Fernando Zamora. Curiosamente, estos palos de ciego que da la organización que se define de izquierdas y, qué cosas, niega el empleo a los obreros, nos ofrece una buena excusa para explicar una gestión que está permitiendo generar empleo, terminar una zona del pueblo que quedó paralizada por mor de la crisis y, es más, generar riqueza futura en nuestro municipio.

Las empresas que realizan alguna construcción en San Juan de Aznalfarache están obligadas a abonar un impuesto, el ICIO. Al coste real de la obra se le aplica un gravamen del 3,98%. Las Ordenanzas Fiscales contienen varios motivos de excención o bonificación: En este caso, al que solicita la promotora Valparaíso Hills, se puede aplicar una bonificación de hasta el 95% del importe total del ICIO. La empresa debe presentar un plan de empleo que recoja contratos a vecinos y vecinas de San Juan, que lleven al menos 9 meses empadronados. El plan de empleo debe obtener la calificación de Plan de Especial Interés o Utilidad Municipal del Pleno del Ayuntamiento.

Valparaíso Hills pretende contratar a 47 personas. Con una documentación exhaustiva deberá demostrar que los contratos y los pagos de salarios se han realizado. Será entonces cuando reciba la bonificación por un máximo del 95% del impuesto, si ha cumplido con todos los requisitos. La bonificiación rondaría los 285.000 € y el gasto en salarios superaría los 714.000 euros. Más del doble del ahorro generado para la promotora.

Con estas bonificaciones, a las que Izquierda Unida no se opuso hace un año, se consigue traer inversión a la localidad, generar empleo, se logra avanzar en la urbanización de una zona (junto al polideportivo) que quedó paralizada tras la crisis económica. Es además, una medida que garantiza ingresos futuros para el Ayuntamiento, a través de la actividad económica que se genere en este barrio. Se consigue ofrecer una alternativa de vivienda de calidad y a precio razonable a nuestros jóvenes para evitar que sigan abandonando el pueblo y además se apuesta por un modelo urbano sostenible.

¿Cuál es el problema? Seguramente que no se les ocurrió a ustedes. No se empeñen en impedir que los sanjuaneros puedan acceder a un empleo. Desde el cariño. Trabajemos juntos por el empleo y la riqueza de nuestro pueblo.